Formación a Medida

Forankra imparte cursos de formación en sujeción de cargas en vehículos industriales. La formación impartida siempre está adaptada a la forma de trabajar de cada cliente. Dependiendo del tipo de vehículos, la carga a transportar y la necesidad particular específica en cada caso, se prepara la formación.

Objetivos de los cursos

Aportar a los participantes los conocimientos necesarios para sujetar correctamente la carga en el transporte y aplicar la legislación vigente de manera correcta.

 

¿A quién van dirigidos los cursos?

A todos los profesionales que tengan la responsabilidad, o estén involucrados de alguna manera, en el proceso de transportar o manipular la carga durante el transporte.

 

¿Dónde se imparten los cursos?

La formación se puede realizar en nuestras instalaciones o en las propias instalaciones del cliente In-Company.

Contenido de los cursos

Los cursos de formación estándares de trincaje de cargas se dividen en dos partes: la parte teórica y la parte de práctica. 

En la parte teórica se tratan las bases jurídicas del amarre de cargas, las bases físicas de la sujeción, las resistencias de las carrocerías, los métodos de  amarre, el equipamiento y los elementos de estiba. Siempre adaptado a la realidad de cada empresa.

En la parte práctica, se realizarán ejercicios de sujeción y estiba. Dependiendo del tipo de empresa, vehículos y mercancía transportada, los ejercicios serán unos u otros. 

 

¿Por qué realizar una formación en sujeción de carga?

Durante el transporte de mercancías debemos pensar en la seguridad del conductor, en la seguridad de los vehículos que le rodean y la seguridad de la mercancía que se transporta.

Conducir un camión, no es igual que conducir un turismo, el comportamiento dinámico de un camión en carretera es diferente. Durante un recorrido, un camión al tener mayor altura, el centro de gravedad es más alto lo que lo hace mucho más inestable,  sobre todo cuando va cargado. Además, el acondicionamiento de la carga es fundamental, ésta debe estar sujeta de manera que no pueda desplazarse, ni poner en riesgo la estabilidad del vehículo.  Lo más adecuado es distribuir la carga uniformemente y sujetarla con dispositivos de amarre adecuados al peso y tamaño de la carga transportada. La profesionalidad es seguridad para todos.