CONSEJOS IMPORTANTES
PARA EL USO DE 

ESLINGAS TUBULARES Y
ESLINGAS PLANAS

SU SEGURIDAD Y LA DE LOS DEMÁS
ESTÁN EN JUEGO

 

Es indispensable respetar las normas habituales que se aplican en el sector de la elevación. Es decir planificar la operación, la elevación y bajada de la carga antes de empezar la misma.

  1. No utilizar nunca una eslinga no identificada.
  2. Verificar el estado de las eslingas antes de cada utilización.
  3. No utilizar nunca una eslinga estropeada. Toda eslinga estropeada debe ser retirada para su examen por una persona competente y solo se volverá a utilizar si está certificada que no hay ningún riesgo para su uso.
  4. Asegurarse que la capacidad de la eslinga que se va a utilizar es la que corresponde con el trabajo requerido.
  5. Las eslingas no deben sobrecargarse. Utilizar el factor de modo apropiado (según cuadro de cargas). Las figuras representadas sobre las etiquetas simbolizan la variación de la CMU en función del modo de utilización.
  6. Las eslingas solo se utilizarán para elevar cargas.
  7. No trabajar debajo de una carga suspendida por una eslinga.
  8. Las eslingas no deben usarse si tienen un nudo.
  9. Proteger la eslinga de riesgos de rozaduras, abrasiones y evitar todo contacto con cargas con aristas vivas, utilizando las protecciones recomendadas por un profesional.
  10. Evitar todo golpe o manipulación brusca de las cargas.
  11. No tirar de una carga con una eslinga. No arrastrar la eslinga por el suelo o sobre superficies rugosas.
  12. Evitar pellizcar la eslinga en la bajada de la carga. No intentar tirar de la eslinga para sacarla una vez este debajo de la carga.
  13. La eslinga no debe permanecer debajo de una carga si hay riesgo de que se estropee.
  14. Evitar el contacto con superficies calientes o la exposición al lado de una fuente de calor.
  15. Para las eslingas planas, nunca poner las costuras sobre los ganchos u oros dispositivos de elevación.
  16. Las eslingas en fibra de poliéster pueden utilizarse desde –40ºC a 100ºC. Esta escala de temperatura puede variar en función del ambiente químico en el cual se utilicen, en estos casos es recomendable pedir consejo al fabricante.
  17. Nunca debe secarse o almacenar las eslingas al lado de una fuente de calor.
  18. Hacer examinar las eslingas al menos una vez al año por una persona u organismo competente.
  19. Para su seguridad, no se efectuará ninguna reparación en eslingas tubulares o planas.

 

En el momento de la elección de las eslingas tubulares sin fin o las eslingas planas, fabricadas a partir de fibras textiles elegidas, es conveniente tener en cuenta la carga máxima de utilización (CMU), el modo de utilización y el tipo de carga a levantar. Las medidas, la forma y la masa de la carga, así como el método de utilización previsto, el ambiente de trabajo y la naturaleza de la carga influirán en la elección.

Es conveniente que la eslinga elegida sea suficientemente robusta y que tenga la longitud adecuada para su utilización.

Es conveniente igualmente tener en cuenta los accesorios y los dispositivos de elevación utilizados estos últimos deben ser compatibles con la o las eslingas. En las eslingas planas es necesario considerar el tipo de terminación de la eslinga, para saber si debe ser con bucles (lazadas) o terminales metálicos.

Los materiales que se utilizan en la fabricación de las eslingas tubulares o planas, ofrecen una resistencia selectiva a los productos químicos. Pedir consejo al fabricante o al proveedor si es probable que las eslingas estén en contacto con productos químicos. Conviene saber que la agresividad de los productos químicos puede aumentar con la temperatura. La resistencia de la fibra de poliéster a los productos químicos puede resumirse de la siguiente forma:

  • La fibra de poliéster resiste a los ácidos minerales pero se estropea con los alcalinos.
  • Las soluciones ácidas o alcalinas inicialmente inofensivas pueden convertirse, por evaporación, suficientemente concentradas para causar daños graves. Si este es el caso, se debe retirar inmediatamente de servicio las eslingas afectadas y limpiarlas en agua fría antes de someterlas a un secado natural.

Todo ataque de un producto químico representa un deterioro local o un reblandecimiento de la materia. Este tipo de problemas se pone en evidencia por la escamación de las fibras superficiales, que es entonces posible de arranar o quitar por frotamiento.

Para las eslingas tubulares es previsible un deterioro del alma principal y es conveniente retirar inmediatamente la eslinga de servicio.

Antes de utilizar las eslingas de elevación que han entrado en contacto con ácidos o alcalinos, es recomendable aclararlas con agua o proceder a la neutralización de estos ácidos  o alcalinos con productos específicos y ligados a las normas aplicables a la seguridad del trabajo en ese sector.

Las eslingas que se han mojado por culpa de su utilización o limpieza, tendrán que suspenderse para que se puedan secar al aire libre. En ningún caso las eslingas pueden calentarse o secarse artificialmente.

Cuando se ha empleado una eslinga anillada, posicionarla dejándola de forma que su ángulo natural (120º) de estrangulamiento se forma de manera que no pueda calentarse con el frotamiento. Nunca posicionar una eslinga en fuerza ni forzarla con la presión de la carga.

 

 

En caso de usar la eslinga en forma de cesta, asegurarse que la carga está bien sujeta ya que contrariamente al uso en anilla, la carga no esta sumida a ninguna presión. En caso de una utilización en par se aconseja utilizar una barra de separación. En el caso de una eslinga multibrazo, hay que efectuar la elevación asegurándose de la estabilidad de la carga. El ángulo B formado por los diversos brazos de la eslinga y la vertical debe estar conforme a los límites y valores del cuadro de cargas. Estos límites se han establecido a la vez con la experiencia práctica y con el cálculo de las fuerzas resultantes de cargas asimétricas.

Si utilizamos varias eslingas para levantar una carga, es necesario elegir las eslingas de tal manera que la eslinga constituyente de cada brazo del conjunto de eslingas no sea sobrecargado y que la carga quede equilibrada y estable. Cada eslinga tendrá que tener una CMU idéntica.

La carga debe estar mantenida por la eslinga (o eslingas), de tal manera que sea imposible que bascule o pueda caer durante la operación de elevación. Es conveniente posicionar la eslinga (o eslingas), de tal mantera que el punto de elevación se encuentre directamente debajo del centro de gravedad y que además la carga esté equilibrada y estable.

Las eslingas que superen los 18 Kg de peso unitario deben moverse entre varias personas o con maquinaria apropiada.

Las eslingas que no se utilizan deben guardarse en una estantería en un lugar limpio, seco y bien aireado, a temperatura ambiente, alejadas de toda fuente de calor, de cualquier contacto con productos químicos, vapores o superficies corrosivas, de la luz directa del sol.

Tanto las eslingas como los accesorios y elementos que pueden estar sujetos, se deben controlar regularmente además del examen inicial completo efectuado por una persona competente. Es necesario controlar visualmente en el transcurso de la utilización. En caso de duda, retirarlas del uso.

Durante el periodo de utilización, conviene efectuar controles regulares para probar de descubrir eventuales defectos o deterioros, incluyendo los que pueden estar disimulados por suciedad, susceptibles de alterar las características de seguridad de la eslinga. Estos controles también deben efectuarse en los accesorios, elementos de acoplamiento y marcaje. En caso de duda de la aptitud de una eslinga, o si algunos de los marcajes indispensables han desaparecido, debe entonces retirarse inmediatamente de servicio para su examen por una persona competente. Ejemplos de defectos o deterioros susceptibles de alterar la seguridad del empleo de una eslinga: deterioro superficial debido al roce, corte transversal o longitudinal, corte o deterioro del canto, costuras o blucles, ataque por productos químicos, accesorios dañados o deformados.

Examinar las eslingas tubulares en toda su longitud para detectar un posible desgaste por frotamiento de la superficie, eventuales cortes longitudinales o transversales de la funda  o un deterioro de la costura, de los elementos de acoplamiento o de los accesorios. La presencia de muescas en la funda debe suscitar serias dudas en cuanto al estado del alma principal. Toda eslinga que presente este tipo de anomalías deberá ser retirada inmediatamente de servicio para su examen por una persona competente.

El desgaste por frotamiento es un fenómeno normal para las eslingas planas, que aparece incluso en caso de un uso convencional, pero se debe esperar una disminución de la resistencia mecánica en el tiempo. Es por lo tanto importante verificar como precaución todo desgaste que tome proporciones importantes, sobre todo si se ha localizado. A diferencia del desgaste por frotamiento, la abrasión local que puede ser causa por aristas vivas mientras la eslinga está en tensión, puede significar una importante disminución de la resistencia mecánica.

Cuando utilizamos eslingas planas provistas de bucles flexibles, la longitud (en el caso de una utilización con gancho), no debes ser inferior a 3.5 veces el espesor máximo del gancho y el ángulo formado en el bucle no debe en ningún caso ser superior a 20º. Las cintas anchas tiene el riesgo de estropearse por el radio interno del gancho donde la curvatura puede impedir la repartición uniforme de la carga (el esfuerzo), sobre toda la anchura de la cinta.

Cuando enganchamos una eslinga plana con bucles flexibles a un aparato de elevación, la parte del aparato de elevación en contacto con la eslinga tiene que ser esencialmente rectilíneo, menos si la anchura de contacto no es superior a 75mm, en este caso el radio de curvatura del elemento de engancho del aparato de elevación tiene que ser al menos igual a 0.75 veces la anchura de contacto de la eslinga.

Procurar que la eslinga tubular no sea dañada por el aparato de elevación con el que se utiliza.

Para la eslinga tubular, la fusión o el glaseado de las fibras de funda protectora indica que la eslinga ha sufrido un calentamiento excesivo debido al roce (por ejemplo en el caso de una elevación con nudo), y en este caso el alma puede haber resultado perjudicada.